21 mayo, 2024 2:07 am

Profesionalizar y retomar niveles de exigencia

Vinicio A. Serment Guerrero Ingeniero civil con maestría en Ingeniería de vías terrestres y diplomado en Carreteras. Perito profesional en Vías terrestres por el CICM. Actualmente es director general de Servicios Técnicos de la SCT.


En la SCT se perdieron muchos profesionales idóneos. Hace 10 o 12 años la mayoría de los funcionarios de todas las áreas normativas e incluso los subsecretarios aún eran ingenieros civiles. Estamos retomando la autoridad técnica que históricamente tuvo la Dirección General de Servicios Técnicos, y este cambio, esta recuperación de profesionales idóneos y con los méritos suficientes, permite que la secretaría recobre la relevancia que debe tener.

IC: El nuevo gobierno federal ha modificado políticas y enfoques en muchos ámbitos. Si bien en la Dirección General de Servicios Técnicos (DGST) de la SCT los temas son técnicos, ¿hubo también algún cambio de enfoque o de forma de trabajar?

Vinicio A. Serment Guerrero (VASG): Sí lo ha habido. En primer lugar, estamos retomando la autoridad técnica que históricamente tuvo la dirección general, ya que en gobiernos anteriores, particularmente del sexenio anterior, desde el secretario, pasando por los subsecretarios y directores generales hasta los delegados de los centros SCT, en su mayoría no eran ingenieros o profesionales relacionados con las responsabilidades que tenían. En cuanto a calidad de obras, seguridad vial, revisión de proyectos y elaboración de normas de las principales actividades a cargo de la DGST, estamos profesionalizando esta dirección y retomando los niveles de exigencia que corresponden.

IC: ¿Ese cambio de política está vinculado a la reincorporación e incorporación de ingenieros civiles a áreas de su incumbencia?

VASG: Así es. En la secretaría se perdieron muchos profesionales idóneos, particularmente desde hace unos 10 o 12 años, cuando aún la mayoría de los funcionarios de todas las áreas normativas e incluso los subsecretarios eran ingenieros civiles. Este cambio, esta recuperación de profesionales idóneos y con los méritos suficientes, permite que la SCT retome la relevancia que debe tener.

IC: Existe una serie de 28 acciones que son atribución directa de la Dirección General de Servicios Técnicos. Le especifico seis y le pido que nos indique en qué medida esa incumbencia se refleja en cuáles hechos. La primera: Participar en la definición de la política en los programas de infraestructura para el transporte.

VASG: Participamos proporcionando la información para esa planeación. Somos los responsables de obtener y analizar los datos viales, esto es, cuántos vehículos están pasando por cada carretera, de qué tipo, su origen y destino, etc., y somos los responsables de determinar en qué estado se encuentra la red con base en una auscultación que hacemos anualmente con equipo de alto rendimiento. Esto nos permite proporcionar a las áreas encargadas de esa planeación la información suficiente para que puedan tomar las decisiones, incluso para programar obras y proyectos.

IC: Estudiar y proponer características, especificaciones y lineamientos que deban contener los proyectos de las obras del sector.

VASG: Eso nunca se ha abandonado, porque somos los responsables de la normativa técnica de la SCT, de proponer y revisar las normas que nos plantean, proponer actualizaciones y nuevas normas en la medida en que se van requiriendo y con eso se tienen que elaborar los proyectos de la SCT.

IC: Ejecutar estudios geológicos, hidráulicos, geotécnicos, de cimentación, de pavimentos y demás que se requieran para proyectos de obras del sector.

VASG: Se hace, aunque no siempre con personal propio. En la atención de emergencias normalmente interviene personal de la DGST, pero también contratamos a empresas. Revisamos los estudios que elaboran las direcciones generales que contratan los proyectos, como carreteras, conservación, Caminos y Puentes Federales, el Fondo Nacional de Infraestructura, gobiernos de los estados, entre otros. En el caso de conservación, la intervención es más directa, ya que elaboramos los estudios que requieren los trabajos de conservación periódica y reconstrucción para los programas de conservación.

IC: Una cuarta incumbencia: Realizar estudios y proyectos para puentes, estructuras, túneles y obras de tierras necesarios para la construcción y conservación de obras viales y estructuras a cargo de la SCT.

VASG: Es el mismo caso de la anterior. Especialmente nos ocupamos de la revisión, pero también hacemos alguna contratación directamente, apoyándonos así con empresas para que se elaboren esos proyectos.

IC: ¿Y respecto a la función de “Emitir opinión sobre estudios y proyectos, así como sobre procedimientos de construcción, operación y conservación de la infraestructura carretera”?

VASG: En el caso de las obras de la Dirección General de Carreteras, es a solicitud de ésta; los proyectos para la Dirección General de Desarrollo Carretero los revisamos aquí.

IC: El último punto antes de pasar a otros temas es “Proponer los procedimientos para la gestión de calidad y realizar la verificación de la calidad en la construcción de las obras viales”.

VASG: Quizá ese es el programa al que le estamos tratando de dar más relevancia, porque, como le decía, la SCT perdió el control de la calidad. Lo que estamos haciendo ahora es retomar esta responsabilidad. Lo hacemos a través de la implementación del Sistema Integral de Aseguramiento de la Calidad, el SIAC, que instauramos el año pasado y que vamos a consolidar en este 2020. El sistema nos permite integrar todos los datos del control de calidad que elaboran las empresas y los de la verificación de calidad que contratamos nosotros como DGST.

IC: ¿Cómo opera?

VASG: Una empresa es la responsable de la calidad de su obra; nosotros revisamos con un 10% de las pruebas que ellos realizan y comparamos resultados. Esto ya se hace a través del SIAC, de manera que en todo momento podemos saber. Se puede hacer en tiempo real y diariamente se está alimentando. Con ello generamos tendencias de calidad, cartas de control de calidad, y se pueden tomar medidas correctivas en la obra y comparar con la información de la verificación de calidad, que es responsabilidad directa de la DGST.

IC: Un tema que ha resultado polémico es el programa de obras de caminos rurales a cargo de habitantes de la zona, sin la participación de empresas constructoras especializadas. ¿Cómo garantiza la DGST el control de calidad en este tipo de obras?

VASG: Hacemos una verificación de calidad en ellas. Le aclaro que ese es un programa específico para las áreas más desprotegidas del país, cabeceras municipales de alta marginación donde no teníamos caminos pavimentados; se está empleando la mano de obra local, algo que tradicionalmente se ha hecho en los caminos de la SCT. No sé si recuerda, pero la que ahora es la Dirección General Adjunta de Carreteras Alimentadoras empezó como una Dirección General de Caminos de Mano de Obra, que trabajaba en localidades de estas características; son obras muy específicas en algunos estados y comunidades de alta marginación.

Sí llevamos a cabo la verificación de calidad de los materiales que se están utilizando en esos programas. Lo hacemos con recursos propios, no entran en el Sistema Integral de Aseguramiento de la Calidad, aunque nos apoyamos en parte con las empresas verificadoras.

Los recursos nunca son suficientes. El reto es recuperar algunas de las plazas para poder incluir personal nuevo. La gran ventaja que tenemos en la capacitación es que el equipo informático y el internet nos permiten estar al día, aunque siempre es necesario consolidar conocimientos.

IC: ¿Eso sucede antes, durante o después de realizados los caminos?

VASG: Durante la construcción de ellos.

IC: ¿Hay personal de la DGST o empresas contratadas?

VASG: Hacemos visitas a estas obras para tomar algunos datos de control de calidad.

IC: ¿Se capacita a quienes construirán los caminos?

VASG: Sí, por ejemplo en cómo elaborar el concreto para garantizar la calidad. Es muy importante hacer notar que se está dando asesoría técnica y capacitación a las personas que hacen esos caminos, no se les está dejando solos.

IC: ¿Las garantías de calidad no deberían ser de 10 años como en otros países?

VASG: La legislación en México prevé que concluidos los trabajos, el contratista queda obligado a responder de los defectos que resultaren en ellos, de los vicios ocultos y de cualquier otra responsabilidad en que hubieren incurrido, durante un periodo de 12 meses y por un monto del 10% de los trabajos ejecutados. Actualmente se está viendo la posibilidad de modificar la LOPSRM e incrementar el periodo a 36 meses.

IC: ¿Qué procesos se dan para verificar los vicios ocultos antes de que se termine la póliza de garantía?

VASG: Para llevar a cabo la entrega de los trabajos ejecutados, se realiza una verificación física de éstos, como resultado de la cual se formula un acta de entrega-recepción en la que se establece el estado que guardan y las correcciones que, en su caso, se tienen que hacer con cargo a la garantía de vicios ocultos.

IC: Respecto al nivel de la tecnología y los procedimientos constructivos, ¿en qué estado se encuentran ahora? ¿Cuentan con los recursos presupuestales y humanos para lograr los niveles de excelencia?

VASG: Los recursos nunca son suficientes. Como le comenté, hemos perdido mucho personal especializado; tenemos a muchos cerca de la edad de jubilación. El reto es recuperar algunas de las plazas para poder incluir personal nuevo. La gran ventaja que tenemos en la capacitación es que el equipo informático y el internet nos permiten estar al día, aunque siempre es necesario consolidar conocimientos.

En cuanto a la aplicación de nuevas tecnologías en carreteras, la DGST tiene la responsabilidad de comprobar que esas tecnologías sean útiles y adecuadas para los caminos nacionales. Contamos con un recurso asignado a estudiar los materiales y procedimientos conforme lo va imponiendo la actualidad. También, a través de la auscultación estamos dando seguimiento a los tramos donde se han aplicado estas nuevas tecnologías; eso lo empezamos apenas el año pasado, para hacer una evaluación del comportamiento de las carreteras a partir de que se aplicaron las nuevas tecnologías.

IC: El Tren Maya es el ejemplo más evidente de la política para recuperar el papel del ferrocarril en el transporte terrestre. ¿Está ocupándose la DGST del ferrocarril?

VASG: Siempre hemos dado apoyo, cuando se ha requerido, a la Dirección General de Desarrollo Ferroviario y Multimodal, que es la que se encarga del tema por parte de la SCT. Nuestra responsabilidad es mantener un enfoque multimodal.

IC: ¿Están participando en el proyecto del Tren Maya?

VASG: Se están lanzando las licitaciones para el inicio del proyecto. Probablemente colaboraremos con algunas revisiones.

IC: En las obras del tren Toluca-Ciudad de México y el nuevo aeropuerto de Santa Lucía, ¿está vinculada la DGST?

VASG: Sí. En este caso, el liderazgo lo tiene la Dirección General de Desarrollo Carretero, pero nosotros y la Dirección General de Carreteras estamos colaborando con ellos y con la Secretaría de la Defensa Nacional, a cargo del proyecto, así como con la Subsecretaría del Transporte, sobre todo a través de la Dirección General de Desarrollo Ferroviario. Estamos participando en mesas de trabajo y en el análisis de las rutas de acceso al aeropuerto.

IC: ¿Qué implicaciones tienen los reportes que ustedes elaboran sobre las obras?

VASG: Como en cualquier industria, el responsable de la calidad de los trabajos es la empresa que da el producto. Cada empresa constructora debe tener un laboratorio de control de calidad, el cual es aprobado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a través de la DGST; se revisa que el personal y el equipo sean suficientes. Se pueden detectar anomalías –les llamamos “hallazgos”– en la verificación de la calidad. Con el Sistema Integral de Verificación de Calidad que implementamos, en el momento en que se detecta una anomalía, un hallazgo, se envía un aviso por correo electrónico a todos los implicados en esa obra: al residente de obra, al residente de la empresa y de la SCT, y se le da seguimiento hasta que se solventa, hasta que se resuelve.

IC: En ocasiones, a la hora de licitar, las empresas presentan determinados equipos, procedimientos y personal capacitado, pero al realizar la obra ni son los ingenieros que estaban en la lista de participantes, ni son los equipos ni la maquinaria ni la tecnología… ¿en qué medida se da este fenómeno y cómo se corrige o se prevé que no suceda?

VASG: Sí se da. Lo que se le exige a la empresa es que entregue lo que se le está pidiendo y se verifica a través del control de calidad. En cuanto al personal, en ocasiones hay que sustituirlo por muchas circunstancias, entre otras porque cambia de trabajo, se jubila, se enferma, en fin… Lo que se exige siempre es que, si se sustituye a esa persona, sea por personal de la misma calidad. En el caso específico de lo que corresponde a la DGST, el control de calidad, cualquier laboratorio de control de calidad, a la hora que revisa, analiza que el personal tenga las calificaciones y aplica un examen, que a partir de 2020 se va a hacer directamente en línea y filmado, de manera que nosotros podamos identificar en cualquier momento que el personal del control de calidad sea el que nosotros aprobamos.

IC: ¿En las especificaciones de las licitaciones deberían permitirse alternativas que presente el constructor para dar valor agregado a su servicio?

VASG: El cumplimiento de las normas técnicas y especificaciones establecidas en el proyecto ejecutivo y en los documentos de contratación es obligatorio para el contratista durante la ejecución de la obra y, de ser el caso, en ellas se prevé un valor agregado o bonificación por la mejora en la ejecución de los trabajos.

IC: ¿Qué se debe hacer cuando hay deficiencias, errores y cambios de proyecto que aumenten el precio de las obras?

VASG: A partir de considerar que un proyecto de obra, al ser aprobado, no debe ser sujeto de cambios en su ejecución. En el supuesto de que durante la ejecución de los trabajos surjan deficiencias, errores y cambios que aumenten el precio de la obra, lo conveniente es revisar a qué obedecieron éstos y, en su caso, deslindar responsabilidades de quienes intervinieron tanto en su elaboración como en su revisión y aprobación. En ocasiones el proyecto se modifica no porque esté mal, sino porque se altera el trazo por cuestiones legales o de derecho de vía.

IC: Con el tiempo que usted ha estado al frente de la DGST, ¿puede evaluar y determinar si se ha mejorado o se mantienen los niveles de calidad del trabajo?

VASG: De acuerdo con resultados e indicadores, hemos mejorado la calidad de las obras del año pasado. Además, en el medio existe la percepción de que sí hemos mejorado la calidad, pero estamos todavía en el proceso de solventar deficiencias, si bien la mayoría han sido resueltas satisfactoriamente.

IC: ¿Cuál es la relación entre la DGST y el Instituto Mexicano del Transporte (IMT)?

VASG: Existe una buena colaboración. Nosotros nos ocupamos de investigaciones enfocadas exclusivamente en necesidades prácticas, y el IMT, de investigación aplicada y de vanguardia. Tiene una coordinación de normas conjuntamente con nosotros. Nosotros elaboramos y somos los responsables de aprobarlas y publicarlas, como parte de un comité en el que participan todas las áreas de la secretaría que tienen que ver con la infraestructura carretera. Además, trabajamos juntos para la elaboración de la estadística de accidentes de tránsito en la red carretera federal y temas relacionados con la seguridad vial.

IC: ¿Algún tema que no le haya preguntado y sobre el cual quiera hablar?

VASG: Hay ahora un asunto en el que debemos influir más como gremio: la seguridad vial. Una de las principales causas de decesos de jóvenes en este país y en el mundo son los accidentes viales. Debemos incidir en la seguridad vial; debemos hacer un llamado a las autoridades de educación pública para que la cultura, la educación vial sea una materia obligatoria desde el jardín de niños hasta la educación media superior. Se trata de un tema que está costando mucho en vidas humanas.

Entrevista de Daniel N. Moser

¿Desea opinar o cuenta con mayor información sobre este tema?
Escríbanos a ic@heliosmx.org

Compartir en:

DESTACADOS

OPERACIÓN

Desafíos y logros de la gestión del agua en la capital En aras de garantizar que todos los habitantes de la Ciudad de México tengan

Leer más »