20 mayo, 2024 6:20 pm

OPERACIÓN

Desafíos y logros de la gestión del agua en la capital

En aras de garantizar que todos los habitantes de la Ciudad de México tengan acceso equitativo a un suministro seguro y suficiente de agua potable, y promover así la equidad y el bienestar de toda la población, se han puesto en marcha estrategias y se han destinado inversiones para la modernización de infraestructura mediante la incorporación de mejoras tecnológicas, la promoción de la cultura del agua y la diversificación de fuentes de abastecimiento, entre otras.

La Ciudad de México enfrenta diversos retos para el abastecimiento de agua. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Disponibilidad del recurso hídrico: la ciudad se encuentra en una región que enfrenta una creciente demanda de agua debido a su gran población y actividad económica, lo que dificulta garantizar un suministro suficiente.
  • Mantenimiento de la infraestructura: gran parte de la infraestructura hidráulica de la ciudad es antigua y se encuentra en mal estado, lo que provoca fugas y pérdidas de agua.
  • Contaminación y disminución de recargas de fuentes de abastecimiento: la contaminación de fuentes de agua superficiales y subterráneas dificulta su tratamiento y afecta la calidad del agua potable. La extracción sumatoria de agua subterránea ha provocado la disminución de los niveles de los acuíferos, lo que afecta la disponibilidad futura de este recurso.
  • Cambio climático: los efectos del cambio climático, como la disminución de lluvias, pueden agravar la escasez de agua en la ciudad.
  • Falta de cultura del agua: existe una falta de conciencia entre la población sobre la importancia de conservar el agua y utilizarla de forma eficiente, lo que dificulta la implementación de medidas de ahorro y reúso.

Para hacer frente a estos desafíos, es necesario instaurar medidas integrales que incluyan la modernización de la infraestructura, específicamente la renovación de la tecnología y la incorporación de mejoras tecnológicas, la promoción de la cultura del agua, la protección de las fuentes de agua y la diversificación de las fuentes de abastecimiento, entre otras acciones.

El Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) está abordando estos desafíos con estrategias eficaces e inversiones productivas a corto, mediano y largo plazo.

Atención a las fuentes de abastecimiento

La producción de agua potable asegura que todos los habitantes de la capital tengan acceso al recurso, además de mejorar el suministro y su distribución. Esto incluye la sectorización, rehabilitación y reposición de pozos, plantas de bombeo y manantiales, así como la reparación de fugas y la sustitución de tuberías.

Mediante el programa de rehabilitación de pozos de absorción se planifica la construcción, adaptación y recuperación de pozos y sumideros estratégicamente ubicados en la ciudad. Estos trabajos mejoran el aprovechamiento del agua al captar e infiltrar el agua de lluvia, alimentando los mantos acuíferos locales a través de escurrimientos naturales desde parques, humedales y otros ecosistemas.

Estos trabajos se enfocaron en recuperar el caudal perdido debido al agotamiento de la vida útil de los pozos, mediante el mantenimiento y la rehabilitación necesarios para su funcionamiento continuo. Además, se destinaron 1,273.04 millones de pesos (mdp) para reponer y rehabilitar 308 pozos de agua potable en la ciudad y en los sistemas Lerma, Chiconautla y los pozos del Plan de Acción Inmediata (PAI Norte y Sur).

Estas acciones han aumentado el abasto de agua en beneficio de más de 4.5 millones de habitantes. También se repusieron nueve pozos profundos en diversas alcaldías de la Ciudad de México y municipios del Estado de México, con una inversión de 51.52 mdp, lo que ha contribuido con aproximadamente 420 l/s al suministro de agua potable.

Obras

La reposición de pozos y la obra civil, junto con el equipamiento electromecánico, representan una parte sustancial de las inversiones en infraestructura hidráulica en la Ciudad de México. Recientemente se ha llevado a cabo la reposición de 16 pozos en Lerma, con una inversión de 289 mdp, y la reposición de nueve pozos en la Ciudad de México, con una inversión de 22 mdp. Estas acciones han permitido aportar 765 l/s de agua nueva a la red, en beneficio de 19,440 habitantes de diversas colonias (tabla 1).

Mantenimiento

El Gobierno de la Ciudad de México, a través del Sacmex, ha destinado una inversión significativa de 124.5 mdp para mejorar el suministro de agua potable en la capital, en beneficio de más de 852,480 personas. Estos fondos se han utilizado para realizar importantes mejoras en la infraestructura hidráulica y garantizar un suministro más eficiente y confiable para los habitantes de la ciudad.

Equipamiento

El equipamiento en infraestructura del Sacmex es esencial para asegurar un suministro eficiente y seguro de agua potable en la capital. Mantener y modernizar esta infraestructura de manera constante es crucial para abordar los desafíos presentes y futuros en la gestión del agua. Se han invertido 31.88 mdp para la adquisición de 15 bombas, 25 motores eléctricos para plantas de bombeo, insumos, herramientas y equipo de telecontrol de redes eléctricas en Lerma y cinco restauradores.

Distribución equitativa

La distribución equitativa de agua en la Ciudad de México llevada a cabo por Sacmex se basa en varios principios y acciones:

  • Sectorización: Divide la ciudad en sectores más pequeños para monitorear y controlar de manera más efectiva el suministro de agua, asegurando una distribución más equitativa y eficiente.
  • Control de fugas: identifica y repara las fugas en la red de distribución para minimizar las pérdidas y garantizar que el agua llegue a todas las áreas de la ciudad de manera justa.
  • Programación del abasto: planifica el suministro de agua de acuerdo con la disponibilidad del recurso y las necesidades de cada zona, asegurando que todas las áreas reciban un suministro adecuado y equitativo.
  • Micromedición y macromedición: instala medidores en los hogares y sistemas de medición a gran escala para monitorear y gestionar el uso del agua, fomentando un uso más equitativo y eficiente del recurso.
  • Transparencia y participación: proporciona información clara y accesible sobre el abastecimiento de agua y fomenta la participación ciudadana en la gestión del recurso, asegurando que las decisiones sean tomadas de manera equitativa y transparente.

Estas medidas buscan garantizar que todos los habitantes de la Ciudad de México tengan acceso equitativo a un suministro seguro y suficiente de agua potable, promoviendo así la equidad y el bienestar de toda la población.

Innovación tecnológica

La implementación e innovación tecnológica en la distribución de agua en la Ciudad de México es un tema de relevancia para mejorar la eficiencia y la calidad de los servicios hídricos. En este rubro se han invertido 81 mdp. Algunas de las estrategias que se han implementado incluyen:

  • Telemedición y telemetría. Se trata de un sistema automatizado de comunicación, recopilación de datos y mejora en la operación en lugares remotos. El uso de sistemas de telemedición y telemetría permite monitorear en tiempo real los niveles de agua en tanques y depósitos, así como controlar el flujo y la presión en la red de distribución. Esto ayuda a detectar fugas y realizar ajustes en la operación para optimizar el suministro. La instalación de sensores inteligentes en la red de distribución hace posible detectar de manera temprana posibles fugas o anomalías, lo que contribuye a reducir las pérdidas y mejorar la eficiencia en la distribución.
  • Plataformas digitales. Se desarrollan plataformas digitales, como aplicaciones móviles o portales web, que permiten a los usuarios reportar problemas, acceder a información sobre el suministro de agua y recibir consejos para un uso más eficiente del recurso.
  • Automatización de pozos (paro y arranque). Se invirtieron 25 mdp para controlar de manera eficiente el ciclo de encendido y apagado, y evitar pérdidas del agua inyectada por los pozos.

Además de mantener la infraestructura, el equipamiento y la tecnología para detectar y actuar rápidamente ante diversas situaciones, es fundamental el mantenimiento correctivo y preventivo de las unidades terminales remotas para garantizar su eficiente operación y la transmisión de información al CC-1 Xotepingo.

Otras acciones para el cuidado del agua

La concienciación y educación comunitaria sobre la conservación del agua y la importancia de su cuidado, así como la implementación de sistemas de recuperación de agua pluvial son acciones de primer orden para hacer partícipe a la comunidad de manera más activa. En ese contexto se realiza el Hidrofest en las escuelas públicas y se ha puesto en marcha una campaña de comunicación en la que se dan consejos de ahorro y cuidado del agua.

Por otro lado, se han instalado 37,195 sistemas de cosecha de lluvia en la Ciudad de México para mitigar la disminución en el suministro, aprovechar el agua de lluvia y reducir el impacto de superficies impermeables. Con una inversión de 1,239 mdp se han beneficiado 62,701 familias en nueve alcaldías, para sumar 206,913 personas que cuentan con el sistema que cosecha en promedio 10,108 litros de agua de lluvia, lo equivalente a 42 garrafones de agua por mes.

Usuarios y autoridades de todos los niveles de gobierno deben colaborar para encontrar soluciones sostenibles en la gestión del agua potable y el manejo de aguas residuales. La aplicación de tecnología, la promoción de la conservación ambiental y las inversiones estratégicas pueden asegurar que el agua siga siendo un recurso confiable y accesible para todos.

Entre las obras e inversiones realizadas para la recuperación de cuerpos de agua que abastecen a la ciudad, se incluyen también la rehabilitación y reposición de pozos, la construcción de humedales y la mejora de la infraestructura hidráulica: se rehabilitaron y repusieron nueve pozos en la ciudad y 16 pozos en el Sistema Lerma, con lo que se integraron 765 l/s de agua nueva a la red; se dio mantenimiento a 71 pozos y 64 plantas de bombeo. Se construyeron dos humedales: en Cerro de la Estrella, con capacidad de 0.05 m3/s, y en Tlaltenco, que almacena 0.1 m3/s.

De esta manera, se consolida la infraestructura al dar mantenimiento a las obras que permiten que la ciudad se abastezca con diversas fuentes de suministro de agua.

Distribución equitativa: Tlalpan e Iztapalapa

La estrategia de distribución equitativa consiste en realizar acciones para asegurar un acceso igualitario al recurso, especialmente en zonas vulnerables. Se basa en varios principios y acciones:

  • Sectorización: divide la ciudad en sectores más pequeños para monitorear y controlar de manera más efectiva el suministro de agua, con el fin de asegurar una distribución más equitativa y eficiente.
  • Control de fugas: identifica y repara las fugas en la red de distribución para minimizar las pérdidas y garantizar que el agua llegue a todas las áreas de la ciudad de manera justa.
  • Programación del abasto: planifica el suministro de agua de acuerdo con la disponibilidad del recurso y las necesidades de cada zona, para asegurar que todas las áreas reciban un suministro adecuado y equitativo.
  • Micromedición y macromedición: instala medidores en los hogares y sistemas de medición a gran escala para monitorear y gestionar el uso del agua, con objeto de fomentar un uso más equitativo y eficiente del recurso.
  • Transparencia y participación: proporciona información clara y accesible sobre el abastecimiento de agua y fomenta la participación ciudadana en la gestión del recurso, para asegurar que las decisiones sean tomadas de manera equitativa y transparente.

Mediante esta estrategia, coordinada por el Sacmex, se ha mejorado la distribución de agua en 12 colonias de Tlalpan con el desarrollo de tres etapas.

En primer lugar, se diseñó la estrategia utilizando los datos disponibles en la plataforma única de operación del Sacmex.

Posteriormente, se implementó un mecanismo que consistió en el llenado y apertura controlada de tanques de distribución según lo planificado.

Finalmente, se otorgó temporalmente al Sacmex, responsable de la red primaria, el control total de la red secundaria (a cargo de las alcaldías) en cada zona de suministro

Elaborado por la Subdirección de Comunicación del Sacmex.

Compartir en:

DESTACADOS

OPERACIÓN

Desafíos y logros de la gestión del agua en la capital En aras de garantizar que todos los habitantes de la Ciudad de México tengan

Leer más »