22 septiembre, 2023 9:05 pm

México en el Consejo Mundial del Agua

El Consejo Mundial del Agua surgió en 1996 con la misión de promover la concienciación, incrementar el compromiso político y detonar la acción en temas críticos del agua en todos los niveles. Desde noviembre de 2015, México tiene dos representantes en la Junta de Gobierno de este organismo, lo que fortalece la participación de nuestro país en el desenvolvimiento de la gestión hídrica mundial.

 

Actualmente la relevancia del agua como recurso es indiscutible; sin embargo, fue apenas hace unas décadas, con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Agua en Mar del Plata, Argentina, en 1977, que el tema comenzó a tomar un papel clave y de alcance universal. Otros hitos fueron la Cumbre de la ONU sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el año 2000, la Década Internacional por la Acción “Agua para la Vida”, que se inició en 2005, y la adopción en 2015 de un objetivo de desarrollo sostenible específicamente en materia hídrica.

Para despertar la sensibilidad y conciencia propias de un elemento sin el cual la vida en el planeta no sería factible, fueron necesarios la visión y el trabajo de diversos actores que en su momento fundaron las organizaciones que hoy en día lideran los esfuerzos y movilizaciones en favor de esta causa. Entre semejantes organizaciones, una de las más consolidadas y reconocidas es el Consejo Mundial del Agua (WWC, por sus siglas en inglés).

El WWC surgió en 1996 con la misión de promover la concienciación, incrementar el compromiso político y detonar la acción en temas esenciales del agua en todos los niveles, incluyendo el más alto de toma de decisiones. Con 20 años de trayectoria, se ha definido como una entidad de múltiples actores que ahora reúne a más de 300 organizaciones y a representantes de más de 50 países. Se trata de una organización con influencia global donde se discuten los temas y cuestiones más urgentes en materia hídrica del planeta con base en las necesidades de cada región y se conciben las iniciativas indispensables para llevar el tema a la atención de los tomadores de decisiones, así como a las agendas políticas de las diversas naciones representadas. En su labor se destacan temas clave como seguridad hídrica, resiliencia y adaptación al cambio climático, sostenibilidad, el nexo agua-
energía-alimentación, gobernanza, crecimiento verde, ciclo urbano del agua, ciudades del futuro e hidrodiplomacia, entre otros. Uno de los acontecimientos donde confluyen todos estos esfuerzos es el Foro Mundial del Agua, cuya cuarta edición fue organizada por la Comisión Nacional de Agua (Conagua) en 2006.

Para el cumplimiento de sus iniciativas y de su estrategia, el WWC cuenta con una junta de gobierno que funge como un ápice orgánico responsable de dirigir y supervisar las acciones del organismo, así como de definir su agenda, proyectos y programas; está integrada por 35 miembros provenientes de los cinco colegios en los que se divide el consejo: 1) instituciones intergubernamentales; 2) gobierno y autoridades gubernamentales; 3) empresas e instalaciones; 4) asociaciones de usuarios del agua y sociedad civil, y 5) asociaciones profesionales y académicas. La Junta de Gobierno busca sobre todo la representatividad tanto de los distintos sectores que intervienen en la gestión del agua como de las diferentes regiones del mundo y sus respectivas problemáticas.

En noviembre de 2015 el WWC sostuvo su séptima Asamblea General en la ciudad de Marsella, Francia, con objeto de dar a conocer en detalle las acciones adoptadas y los resultados obtenidos durante el periodo 2012-2015, así como elegir a la nueva Junta de Gobierno para el periodo 2015-2018. En esta ocasión se reunieron más de 250 miembros de 40 países; México presentó dos candidaturas para la junta, las cuales fueron impulsadas por un bloque de 20 instituciones que participaron activamente en el proceso de elecciones. De forma paralela, se expresó el compromiso del sector hídrico mexicano con la recién adoptada estrategia del WWC 2015-2018.

Como resultado del trabajo que nuestro país ha realizado durante más de 13 años en el consejo, por primera vez México ocupa dos lugares en la Junta de Gobierno a través de tres instituciones: la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento de México (ANEAS) en el Colegio 3, y la Conagua y la Asociación Mexicana de Hidráulica (AMH) en el Colegio 5. La labor conjunta de actores nacionales es lo que permitió tal representatividad en este importante órgano que concentra a las diferentes voces del agua en el mundo.

Con estos cargos, México continúa consolidándose como un líder en el diseño de soluciones, estrategias y políticas en materia de agua en el escenario internacional, y buscando dos propósitos fundamentales para el corto, mediano y largo plazo: primero, que la voz y la opinión de nuestro país y de la región latinoamericana se escuchen y tengan eco en el resto del mundo; y segundo, ser partícipes del conocimiento, debates y proyectos de vanguardia de alcance global, para presentar y promover las prioridades mexicanas en la materia.

Al formar parte de la Junta de Gobierno que rige al WWC bajo el liderazgo de la Conagua, México tiene el cometido de participar en la agenda hídrica internacional en consistencia con el objetivo 6 del Programa Nacional Hídrico, sumarse a la acción ante los numerosos desafíos que enfrenta la seguridad hídrica y contribuir a los debates públicos y al diálogo sobre los temas de relevancia mundial que promueve el consejo.

El compromiso asumido por los representantes de la ANEAS y la AMH, el respaldo de las instituciones nacionales e internacionales a través de su voto y el potencial de contribución en un órgano internacional colocan a nuestro país en el centro del escenario global del agua y la toma de decisiones en el sector.

Lo anterior es un reflejo de los esfuerzos y la capacidad de movilización y detonación de acciones entre los organismos e instituciones del sector hídrico nacional; ejemplos son la vinculación con las entidades gubernamentales del mundo que impulsan el desarrollo de proyectos en plataformas como el WWC, como el titulado “Aumento de la resiliencia al cambio y variabilidad climática: el papel de la infraestructura y gobernanza en el contexto de la adaptación”, o la activa participación en el Panel de Alto Nivel del Agua que es copresidido por México y la República de Mauricio

 

Fuente: Asuntos Internacionales, ANEAS.

Compartir en:

DESTACADOS