21 mayo, 2024 12:12 am

CAMBIO CLIMÁTICO

Aumento del nivel del mar

Este texto está basado en la nota informativa preparada por el Consejo Científico Internacional con motivo de la Reunión Plenaria Informal sobre el Aumento del Nivel del Mar, convocada por la Presidencia de la Asamblea General de la ONU, que se desarrolló en noviembre pasado. El resumen esboza los mensajes clave relacionados con el aumento del nivel del mar, formulados por una comunidad de científicos activos de diferentes regiones del mundo, que aportan diversas perspectivas desde todas las disciplinas naturales y sociales.

Movilizados a través de la red del Consejo Científico Internacional (CCI), el grupo de científicos que preparó este resumen incluye expertos de renombre que han contribuido a procesos globales como los informes del IPCC. Sus ideas arrojan luz para los responsables políticos sobre asuntos clave de una amplia gama de cuestiones relacionadas con el aumento del nivel del mar, destacando el valor de involucrar el conocimiento científico práctico e interdisciplinario para responder a los desafíos actuales y futuros.

El informe tiene por objeto informar a la Asamblea de la ONU y a los estados miembros, al tiempo que sirve de punto de partida para proporcionar aportaciones adicionales y más completas de la comunidad científica activa en respuesta a sus solicitudes de información sobre el aumento del nivel del mar y otras cuestiones de interés mundial. El CCI está dispuesto a movilizar a sus miembros para apoyar el compromiso continuo de conocimiento científico procesable para la toma de decisiones basadas en evidencia.

Mensajes clave

El aumento del nivel del mar (ANM) se está acelerando y continuará durante siglos en todos los escenarios de emisión. Sin embargo, las decisiones que se tomen hoy en día pueden afectar el momento y el grado del ANM, con consecuencias significativas para los próximos siglos.

El ANM se manifiesta de diversas maneras, incluyendo marejadas de tormenta, inundaciones, intrusión de agua salada en suelos y acuíferos, aumento de la frecuencia de eventos extremos e inmersión.

Una mitigación ambiciosa, en consonancia con el objetivo del Acuerdo de París de 1.5 °C, es fundamental para evitar cruzar umbrales que producirían ANM rápidos e irreversibles, y para permitir una adaptación más exitosa.

El aumento del nivel del mar es un problema mundial que afecta de manera diferente a las distintas comunidades, algunas de ellas considerablemente más vulnerables que otras. Las respuestas a los ANM deben ser integradoras y específicas del contexto; no existen soluciones o panaceas universales.

Los aportes científicos interdisciplinarios y transdisciplinarios proporcionan beneficios cruciales para la formulación de políticas exitosas sobre mitigación, adaptación, financiamiento y resiliencia relacionadas con los ANM. Esto requiere un diálogo más sistemático entre los responsables de la formulación de políticas y los científicos sobre opciones de política basadas en pruebas para apoyar acciones concretas y anticipar riesgos futuros.

I. Dinámica física del aumento del nivel del mar

El aumento del nivel del mar está ocurriendo ahora. Las pruebas de este aumento están bien documentadas y apuntan claramente al papel del cambio climático antropogénico, así como a la aceleración de las tasas de ANM.

Algún grado de ANM es inevitable. Dos mecanismos principales se combinan para aumentar el nivel del mar: la expansión térmica de los océanos y el derretimiento del hielo de los glaciares de montaña y las capas de hielo polar. Estos mecanismos, y especialmente las capas de hielo polares, responden muy lentamente al calentamiento global; atrapan el calor y lo liberan en una escala de tiempo larga. Por lo tanto, el aumento del nivel del mar continuará ocurriendo durante siglos, incluso con cero emisiones netas. Ya no se puede evitar un aumento de hasta 0.5 m del nivel del mar por encima del nivel de 2005.

Las decisiones de hoy tendrán un impacto en el futuro del ANM, con impactos significativos en el grado y el momento del aumento del nivel del mar. Las proyecciones muestran diferencias sustanciales entre los escenarios de bajas y altas emisiones, especialmente después de 2050, y se prevé que un escenario de altas emisiones dé lugar a un aumento de varios metros en los próximos siglos. No es demasiado tarde para evitar los impactos en el peor de los casos.

En los próximos decenios pueden desencadenarse cambios sustanciales e irreversibles. Sigue habiendo importantes incertidumbres en torno a las proyecciones a largo plazo, incluidos los escenarios de “baja probabilidad/alto impacto”, en los que no pueden descartarse 2 metros de aumento del nivel del mar para 2100. El futuro del aumento del nivel del mar depende en parte de “umbrales” o “puntos de inflexión”: valores críticos del calentamiento global que podrían cruzarse durante el siglo XXI y desencadenar un derretimiento irreversible de la capa de hielo que compromete al mundo a una elevación del nivel del mar, inundando permanentemente las tierras bajas.

La evidencia sugiere que se pueden cruzar los umbrales de entre 1.5 °C y 2 °C del calentamiento promedio global, lo que pone de relieve los riesgos de sobrepasar el objetivo del Acuerdo de París de 1.5 °C.

El ANM variará a nivel regional. Los tomadores de decisiones también deben tener en cuenta las diferencias regionales y locales en las tasas de aumento del nivel del mar, que resultan de la dinámica oceánica y atmosférica, así como del movimiento vertical de la tierra (extracción, compactación o tectónica). El riesgo derivado del aumento del nivel del mar se agravará cuando se hundan regiones densamente pobladas.

II. Impactos multifacéticos de la resistencia al fuego

El ANM se manifiesta de diversas maneras, incluidas las mareas de tormenta, las inundaciones, la intrusión de agua salada en los suelos y acuíferos y la inmersión. El aumento del nivel del mar incrementa significativamente la frecuencia de eventos extremos: un evento actual de inundación costera de 1 en 100 años ocurriría varias veces para 2100. En muchas zonas, actividades humanas como la artificialización del suelo, la extracción de arena y la destrucción de ecosistemas exacerban los riesgos del ANM. Hay pruebas claras de que el ANM ha causado daños y pérdidas en diversas regiones, y ya se están produciendo desplazamientos internos y migraciones a causa del ANM.

El ANM plantea amenazas a la existencia, especialmente para los pequeños estados insulares en desarrollo. Para cientos de millones de personas que viven en zonas costeras de todo el mundo, el ANM amenaza el bienestar, la seguridad alimentaria, el abastecimiento de agua dulce, la salud, los medios de vida económicos, los asentamientos humanos, la infraestructura, la biodiversidad, los servicios ecosistémicos, los sistemas de conocimiento y el patrimonio natural y cultural. Muchas de las megaciudades del mundo y gran parte de la agricultura, la industria y la infraestructura se encuentran cerca de la costa, junto con sitios culturales clave. Los efectos del ANM amplifican las desigualdades sociales, tanto dentro de los países como entre ellos, y amenazan las identidades culturales. Las inundaciones amenazan la habitabilidad y la condición de Estado para algunos pequeños estados insulares, y, en algunos casos, los límites de la adaptación se alcanzarán si el calentamiento excede 1.5 °C. La comunidad científica está dispuesta a proporcionar nuevas perspectivas de política relacionadas con la naturaleza, escala y calendario previsto de los impactos del ANM.

III. Aprovechamiento de los conocimientos interdisciplinarios y prácticos para la adopción de decisiones

El conocimiento procesable es crucial para la toma de decisiones. Si bien el aumento del nivel del mar continuará inexorablemente, las decisiones que se tomen hoy pueden afectar el momento y el grado de elevación de los mares, con consecuencias para los siglos venideros. La evidencia sugiere que tal vez sea necesaria una ambición acorde con el objetivo del Acuerdo de París de 1.5 °C para evitar cruzar umbrales clave relacionados con el aumento del nivel del mar. Con una reducción profunda y rápida de las emisiones, todavía es posible retrasar los peores impactos del aumento del nivel del mar y mantenerlo en el siglo XXI por debajo de 0.6 m.

La mitigación es fundamental para el éxito de la adaptación, junto con mejores enfoques de adaptación. Muchos de los enfoques de adaptación climática existentes están diseñados para absorber solo niveles bajos de ANM, y no podrán abordar niveles moderados a altos. La adaptación de las ciudades costeras requerirá un enfoque de planificación flexible a largo plazo, que integre diferentes escenarios de ANM y esfuerzos de monitoreo. La combinación de varios tipos de respuestas de adaptación y su escalonamiento en las escalas geográficas y temporales apropiadas es clave para desarrollar soluciones adaptadas que reduzcan significativamente el riesgo relacionado con el ANM, al tiempo que generen beneficios socioculturales y económicos. La comunidad científica mundial puede asesorar sobre las opciones de vías de adaptación dentro de la planificación dinámica, que puede dar cabida a incertidumbres y ayudar a las comunidades a prepararse para altas tasas de aumento del nivel del mar, evitando la dependencia, el bloqueo y la mala adaptación.

El compromiso con conocimiento relevante, especialmente en las primeras etapas del diseño de los proyectos, puede aumentar la eficacia a largo plazo de las medidas de adaptación. No hay panaceas para la adaptación, pero se espera que las falsas panaceas se propaguen a medida que aumente la demanda de adaptación. Los conocimientos científicos pueden poner de relieve los riesgos, las limitaciones, los inconvenientes y las compensaciones, así como las sinergias, y ayudar a identificar enfoques integrales y específicos del contexto que tengan en cuenta las geografías locales y las proyecciones regionales de aumento del nivel del mar junto con la gobernanza, factores económicos y socioculturales. El ANM exacerba las desigualdades sociales entre los países y dentro de ellos, y los científicos sociales pueden ayudar a los responsables de la toma de decisiones a identificar enfoques matizados que aborden las consideraciones de equidad incluso mediante un compromiso significativo con las comunidades. Esto mejora la viabilidad, sostenibilidad, equidad y aceptabilidad cultural de las soluciones.

Los conocimientos científicos también pueden apoyar enfoques integrados que rompan silos. Estos incluyen la incorporación de medidas simultáneas de mitigación y adaptación; consideran peligros múltiples y complejos; reducen los silos temáticos y los relacionados con las agencias en la gobernanza del clima; proporcionan información sobre la integración horizontal y vertical de los órganos administrativos y los instrumentos jurídicos; y alinean la adaptación con el desarrollo socioeconómico, las inversiones de recuperación del COVID-19, la reducción del riesgo de desastres y más.

Sierra Exif JPEG

Conclusión

El compromiso sostenido entre los responsables de la formulación de políticas y los conocimientos interdisciplinarios viables es fundamental para mitigar eficazmente el cambio climático y adaptarse a él, y para hacer frente a las amenazas existentes del aumento del nivel del mar y los múltiples factores que pueden magnificar sus efectos. Ese conocimiento es esencial para comprender las causas profundas de los problemas multidimensionales y a gran escala y para identificar soluciones eficaces.

El CCI está dispuesto a movilizar a sus miembros para que proporcionen orientación independiente y basada en pruebas sobre el aumento del nivel del mar, así como otras cuestiones apremiantes, y a apoyar la mejora de la ciencia en el contexto de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Elaborado por Helios Comunicación con base en el documento ISC Sea level. Policy brief.

Compartir en:

DESTACADOS

OPERACIÓN

Desafíos y logros de la gestión del agua en la capital En aras de garantizar que todos los habitantes de la Ciudad de México tengan

Leer más »